NUESTROS DERECHOS, EN COMPRA-VENTA


            Como única reacción frente a las múltiples movilizaciones en Madrid contra los ataques del Gobierno Reginal presidido por Esperanza Aguirre, sólo vemos nuevas descalificaciones; desde luego, no está entre sus planes el dar marcha atrás. Ni es nuevo ni sorprende en quienes, maestros en el trilerismo político-electoral y económico, entienden el respaldo electoral como una “patente de corso” para hacer y deshacer a su antojo y en la más completa impunidad. Sin previo aviso, pasan de ser gestores a vendedores de lo público, con las consecuencias que esto trae, dada su práctica irreversibilidad.

          Un claro ejemplo de esta actitud prepotente e insultante son las declaraciones de Esperanza Aguirre (y su coro) respecto a la huelga del profesorado de secundaria, queriendo esconder sus responsabilidades políticas de recortes y privatizaciones y recortes en lo público, favorecimiento de lo privado y echando la culpa del deterioro a la actitud del profesorado huelguista.

          Tendría que explicar esa señora qué quiere decir, al dirigirse a los profesores y profesoras que ejercen el derecho de huelga, conminándoles a dejar de “impedir el derecho a la educación de los alumnos”.

          ¿Quién trata de impedir el derecho a qué? Vamos a ver: esta huelga a la que se refiere está apoyada no sólo por profesorado, igualmente alumnos y alumnas, padres y madres, por la gente… precisamente en defensa del derecho a la educación para tod@s, eso que la señora Aguirre está vendiendo y deteriorando.

          Pues con una enseñanza en manos privadas“el derecho a la educación” habría que comprarlo. Como el agua, como la vivienda… Así que, señora Aguirre, déjese de palabrerío para esconder el gran fraude social de personas sin escrúpulos que, como usted, se visten de políticos en este carnaval de la confusión y la ignorancia precisamente para hurtar al pueblo las que han sido conquistas logradas a base años, siglos, de trabajo y lucha. 

           No hay nada más dañino que un neoliberal metido en los órganos del Estado. Semejante a un elefante que entra en una cacharrería, la zorra puesta a cuidar el gallinero o un cáncer en estado de metástasis. ¿Qué otra cosa puede esperarse de quienes tienen entre sus principios la falta de escrúpulos para saquear los bienes públicos con la excusa de que hay que “liberalizar” la economía y hacer  adelgazar a los Estados?

          El pueblo madrileño debe reaccionar, tiene que hacerlo, pueblo a pueblo, barrio a barrio. Cada día asistimos a algún nuevo ataque a los servicios públicos: la sanidad, la enseñanza, el agua, polideportivos, centros culturales… para los nuevos ladrones con cobertura legal no son sino una sustanciosa tarta a repartir entre manos amigas, con el silencio cómplice de medios de comunicación.

Anuncios

Acerca de pmusifloren

Estoy de acuerdo con Nietzsche cuando dijo que "sin música, la vida sería un error"
Esta entrada fue publicada en reflexionar y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a NUESTROS DERECHOS, EN COMPRA-VENTA

  1. hippieyo dijo:

    Mas claro el agua:
    Sustracción del dinero público por parte de los banqueros. Blindajes para altos cargos de sueldos multimillonarios.
    Las huelgas de educación se pedimos incluir a primaria y que sean indefinidas.
    “Vergüenza” Están esperando que nos vayamos a casa.
    Pilar

Los comentarios están cerrados.