Convocatoria: Manifestación contra la privatización del agua


Por qué nos manifestamos contra la privatización del agua

En el año 2008 Esperanza Aguirre, en una exhibición de músculos y de malas maneras, aprobó, únicamente con los votos de su grupo parlamentario, la privatización del Canal de Isabel II (CYII). La mayoría de la ciudadanía desconoce que el Canal de Isabel II no sólo gestiona el agua de Madrid y otras tres comunidades autónomas, sino que se trata de una empresa de carácter transnacional que tiene encomendada la gestión del agua en varias ciudades de América Latina, en concreto, en Colombia y es partícipe mayoritario o al 100% de empresas de gestión y/o suministros en Ecuador, Venezuela, México y República Dominicana, cuestión que se ha procurado ocultar para que no se conozca la verdadera trascendencia de la enajenación del Canal a favor multinacionales con oscuros propósitos, como son ACCIONA, FCC, AGUAS BARCELONA [o «Grupo AGBAR» (SUEZ)], a cambio de obtener sólo una parte del dinero necesario para seguir parcheando la financiación de proyectos vinculados al pozo sin fondo de los intereses de los empresarios de la construcción.

Lo sorprendente en este caso es que no se trata de un servicio público que sufra “vaciado de financiación, deterioro del servicio o malestar de los usuarios”, sino todo lo contrario: el CYII es una de las entidades públicas más antiguas, y prestigiosas de nuestro país, con 160 años de funcionamiento, que presta sus servicios con calidad y eficiencia, y con “rentabilidad social”, es decir, con beneficios materiales y cuantificables para TODAS las personas que habitan en la Comunidad de Madrid.

Pero esta “estrategia de negocio” viene de lejos, cuando en el año 2002 el gobierno de Ruiz Gallardón, utilizando una normativa propicia de la década liberalizadora de los años ochenta que regulaba las competencias de los órganos de gobierno del CYII, creó una “sociedad vehículo” de carácter mercantil con los fondos del CYII (Canal Extensia, S.A.), para la caza del lucro en el exterior, a través de la compra y venta de acciones y participaciones en empresas “opacas” de servicios públicos.

Desde entonces la “sociedad vehículo” del CYII se ha extendido como una mancha de grasa por varios países de Latinoamérica, dando cuerpo y entidad a una multinacional muy cotizada, cuyo comportamiento y objetivos responden a la lógica depredadora de los holding privados, corriendo riesgos desconocidos para los ciudadanos y las ciudadanas de la CAM, afectando al objetivo inicial, legal y único de su creación (garantizar un servicio público de agua), y anticipando con su proceder el futuro del agua madrileña en manos de una empresa privada, lo que supone:

· Empeoramiento de la CALIDAD para reducir costes e incrementar beneficios a corto plazo, forzando el consumo de agua embotellada e incrementando, por tanto, el gasto mensual por familia;

· ENCARECIMIENTO del precio del agua, bien mediante subida en las tarifas, bien por servicios que actualmente no se cobran;

· Elevación del consumo, obligando a la construcción innecesaria de grandes embalses y nuevas infraestructuras de abastecimiento con gran IMPACTO AMBIENTAL económico y social;

· Venta del suelo del CYII que se encuentra en el centro de Madrid, favoreciendo la ESPECULACIÓN INMOBILIARIA;

· Eliminación de inversiones de carácter puramente medioambiental y en las redes de distribución.

· Supresión de las campañas de concienciación ciudadana para el ahorro de agua, incompatibles con la condición de empresa privada;

· Mayores beneficios económicos de los accionistas privados en detrimento de las arcas públicas;

Y, en definitiva: un buen negocio para los amigos y las amigas del PP.

Cumpliendo con estos oscuros propósitos, y con lo anunciado por Ignacio González (“vamos a sacar a bolsa el 49% del capital del CYII”), en abril de 2011 se firman varios convenios entre el CYII, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, que escenifican la primera fase de la privatización y anticipan la creación de la sociedad anónima que posibilitará su consumación. No en vano, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ya había adelantado: “Ambas administraciones han pactado las cantidades para la privatización del gestor del agua y solo faltan detalles técnicos”.

La operación se ha llevado con tal opacidad y falta de transparencia que la ciudadanía y los trabajadores y trabajadoras del CYII no se han enterado de las condiciones reales del expolio. La empresa privada pagará al Ayuntamiento de Madrid un canon por la adscripción de sus bienes demaniales (públicos, inalienables, inembargables e imprescriptibles) y está negociando con el resto de los ayuntamientos cuyo servicio integral del agua está siendo gestionado por el CYII, tentándoles con un acuerdo similar para que no cumplan los requisitos de contratación (licitación y oferta pública a los que estarían obligados por ley al tratarse de una empresa privada) y mantengan así los convenios firmados cuando la empresa era cien por cien pública.

Por supuesto, todo ello repercutirá en las tarifas del agua y en la calidad del servicio; supondrá la precarización de los trabajadores y las trabajadoras del CYII y el menoscabo del servicio público; significará tanto el fin de las políticas de ahorro del líquido, como la potenciación del agua embotellada; y, en todo caso, consumará una expoliación del patrimonio de las personas que residen en la Comunidad de Madrid. En este sentido, la gestión de las empresas del Grupo Canal que operan en Latinoamérica nos ofrecen ya una visión anticipada de lo que pasará con el servicio público del agua si permiten el avance de este modelo privatizador.

Recordamos una vez más que esta operación se produce en un momento en que la entidad funciona bien y tiene beneficios, no sólo para atender sus necesidades, sino también para subvencionar a otros organismos públicos como los Teatros Canal (más de mil millones de euros), la Fundación Canal (más de 500 millones de euros) y Metro de Madrid, (más de 200 millones de euros).

Con el objetivo de luchar contra esta privatización, movilizar e informar a todas las personas que viven en la Comunidad de Madrid se crea la Plataforma contra la Privatización del Canal de Isabel II, entidad a la que se han sumado ya de manera activa decenas de asambleas populares del 15M que, con su actividad han conseguido ya que en el Ayuntamiento de Leganés haya prosperado una Iniciativa Legislativa Municipal para el mantenimiento del CYII como entidad de derecho y gestión pública.

Por todas estas razones, el Grupo de Trabajo de Economía de Sol ha consensuado sumarse a la manifestación contra la privatización del Canal de Isabel II que se celebrará este sábado a las 18 horas, con un recorrido que partirá desde la sede del Canal de Isabel II (calle Santa Engracia, 125) y discurrirá por las calles de Santa Engracia, Eloy Gonzalo, Glorieta de Quevedo, San Bernardo… finalizando a las 21 horas.

El agua es un recurso natural, igual que el aire o la luz del sol. La gestión de un recurso natural tan esencial para la vida debe estar en manos de la sociedad y no de empresas privadas que ponen el interés particular sobre el público.

Necesitamos que muchos ayuntamientos madrileños apoyen iniciativas similares y, por ello, este sábado nos manifestaremos diciendo:

NO A LA PRIVATIZACIÓN DEL AGUA

Fecha: Sábado, 8 de octubre

Hora: 18:00

Lugar: Sede del Canal de Isabel II (Calle Santa Engracia, 125)

http://madrid.tomalaplaza.net/2011/10/04/por-que-nos-manifestamos-contra-la-privatizacion-del-agua/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en compartir y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.