Derribos en Puerta de Hierro


Anuncios
Esta entrada fue publicada en compartir, reflexionar y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Derribos en Puerta de Hierro

  1. Alicia dijo:

    Comunicado entregado el 18 de noviembre por el Poblado de Puerta de Hierro al Defensor del Menor, Ayuntamiento, Comunidad, con copias a Junta de Distrito de Moncloa, Defensor del Pueblo y Amnistía Internacional.

    Integrantes de la Asamblea de Puerta de Hierro
    Al Defensor del Menor de la Comunidad Autónoma de Madrid, Alcalde de Madrid, y Presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid.
    Muy Sres. nuestros:
    Mediante la presente comparecencia, en nombre de los integrantes de la Asamblea Puerta de Hierro, hacemos entrega a ustedes, de la serie de firmas reunidas en relación con los desalojos en ejecución en Puerta de Hierro, en Madrid, en número de tres mil quinientas aproximadamente.
    Como usted conoce, por anteriores comunicaciones de ésta Asamblea, éste tema afecta a cincuenta y cuatro familias; y a setenta niños; quienes ven como sus domicilios son derribados indiscriminadamente, de madrugada, por equipos de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid.
    Tales familias afectadas residen legalmente en tales terrenos, desde el año 1.961.
    El comienzo del asentamiento data del momento en que, por los responsables de las instalaciones de la Depuradora de Aguas, próximas a las casas, se facilitó una vivienda a D. Antonio Gabarra, quien se encontraba trabajando en tal Depuradora.
    Por lo que, en ningún caso de trata de una chabola; sino de una casa edificada, de obra nueva, construida con los mismos materiales que cualquier otra. Al igual que las demás del asentamiento de Puerta de Hierro: por lo que su tratamiento social como “chabolas” no sólo es incierto y no veraz, sino objetivamente calumnioso para los titulares de éstas.
    Desde el año 1.978, todos los residentes en el núcleo, se inscribieron en censos y padrones; en los que figuran desde tal fecha empadronados con regularidad.
    Nunca se ha dado ni un solo problema de orden público en el núcleo; ni un sólo hecho delictivo. Los residentes, trabajadores en su totalidad, se han ocupado activamente de mantener el respeto por las leyes en su territorio; lo que contrasta con lo sucedido en otros asentamientos.
    La finca fue objeto de donación verbal por la anterior titular de los terrenos, Dª. Celestina Blanco: y así figuran en documentos catastrales como cedidos a Dª. Carmen Gonzélez Calviño, quien fue matriarca del asentamiento desde su primer momento.
    En 1.995, el Consorcio de Población Marginal, que se disolvió en tal año, traspasó la competencia sobre el asunto, a la Empresa Municipal de la Vivienda: y con motivo de tal transferencia, se reconocieron tan sólo a dieciséis familias. Es decir, a las que figuraban en la primera relación efectuada en 1.978. Con lo cual, se eliminaban todas las nuevas familias que habían sido consecuencia del crecimiento vegetativo del núcleo; resultado de nuevos matrimonios y nuevos nacimientos.
    Así, unas doscientas personas – entre ellas setenta niños escolarizados -, han sido despojadas de sus legítimos derechos; a residir en su domicilio en primer término, ó a ser realojadas en el caso de existir un interés público que lo justificase.
    En 2.008, tampoco se incluyó éste núcleo en el censo elaborado entre la CAM, el Ayuntamiento, y el IRIS ( Instituto de Realojo e Inserción Social ). Como si el hecho de tratarse de un asentamiento sin conflictividad social ni delincuencia hiciese a los poderes públicos desconocer su existencia, desapareciendo de su vista.
    Como consecuencia de ello, los titulares de las demás viviendas quedaban privados de sus derechos a ser realojados.
    De tal manera que, paradójicamente, por las Administraciones Públicas, se dio preferencia a los asentamientos ilegales existentes en el extrarradio, notorios por su marginalidad y problemática pública, sobre el núcleo de Puerta de Hierro; en el que se trataba por el contrario de un asentamiento legalizado desde su inicio, y socialmente integrado, con todos su menores escolarizados, y rigurosamente sin ningún problema de orden público.
    Por todo lo expuesto, y sin haberse dado las acciones de defensa jurídica que hubiesen justificado la vigencia de la Constitución Española, han comenzado una serie de demoliciones de viviendas, ejecutadas con nocturnidad y de madrugada por un ejército de policías. Por los que se han destruido además las tiendas de campaña instaladas por los ciudadanos que se han solidarizado con éste asunto, sin dejarles siquiera retirar sus pertenencias.
    En la actualidad, aproximadamente setenta niños han sido despojados de su vivienda. Al mismo tiempo que el autobús escolar los recoge cada mañana para asistir a clase, después de pernoctar en vehículos o alojamientos improvisados. Lo que necesariamente habrá de afectar a su rendimiento escolar. Por cuyo motivo se ha desplazado al poblado una profesora que se ocupa de las labores de apoyo escolar imprescindibles por tal causa.
    Debido a todo lo anterior, con la máxima firmeza reclamamos de sus respectivas Administraciones Públicas:
    Uno.- La inmediata interrupción de los desalojos y derribos de viviendas en Puerta de Hierro.
    Dos.- La creación de una mesa de negociación, en que se acuerde un nuevo censo de residentes en el asentamiento; elaborado de tal modo que no se elimine a ninguno de los pobladores legales del mismo.
    Tres.- La verificación de ser de titularidad municipal los terrenos afectados; por la existencia de los indicios de ser de titularidad vecinal, más arriba citados.
    Cuatro.- El realojo inmediato de todos los residentes a quienes se ha derruido su vivienda por la Gerencia de Urbanismo. Cuya urgencia se justifica por haberse suscrito solicitudes de máxima necesidad desde hace más de un año y medio, ante la Comunidad de Madrid
    Cinco.- La verificación de cada una de las actuaciones municipales llevadas a efecto; por la constancia de haberse derruido impunemente, edificaciones diferentes de las que figuraban en los respectivos autos judiciales argumentados por los representantes de la Gerencia, pese a figurar números de placa distintos en tales viviendas.

    En espera de sus comunicaciones, reciban un saludo. Madrid, 14.11.2.011.

Los comentarios están cerrados.