No es cambio. Es involución


         Ya parió la burra, rin rin, yo me remendaba yo me remendé… ¡y ya tenemos gobierno! Bueno, ya tiene Rajoy su gobierno como dios manda, tras esperar a que le cayera la breva, ahora se nos cae del Guindo y, que dios nos pille confesaos, nos coloca en sanidad a una ministra ciega, incapaz de ver en su garaje un jaguar regalado por los gürtelianos, y con un apellido como para echarse a temblar cualquier enfermo: “Mato”. ¡Cuidao! Espero que no haya sido la “trece” en la elección de ministrables.

        Total, que ahí tenemos el cambiazo que el españolito necesitaba, con mucha cara del antiguo régimen aznarita por aquí, donde no faltan  manteca colorá (ya un tanto rancia), ni reincidentes en el mando de la nave, montoros, moreneses y anapastores, jorgefernándeces y garciamargallos… hasta un calco de Aznar y todo (el señor Soria, el imputado por corrupción que no podía faltar en un país donde el lema “ponga un corrupto en su lista” da votos populares); sin olvidar que Rajoy ya fue nombrado sucesor por el dedo del que no quisiera acordarme y que este “nuevo” gobierno tanto me hace recordar. Ay, y el Gal-lardón, que nos deja la alcaldía de Madrid; que nos la deja con una deuda del copón y con una “botella” al mando… como para darse a la bebida.

        Para sacarnos de la crisis, tendremos al señor De Guindos. Cierto que este hombre  ya sabe lo que es la crisis: estuvo en el origen de la misma, su experiencia en Lehman Brothers le avala. Es, pues, como poner al zorro a cuidar el gallinero. Seguro que  De Guindos hace una reforma fiscal para que paguemos menos los ciudadanos por IRPF y paguen más las rentas del capital, sociedades y grandes fortunas, jajaja.

        Estamos de suerte y no porque nos haya tocado la lotería. Nos va a dirigir la economía uno de los artífices de la burbuja financiera que estamos pagando. Receta: mercado, mercado y mercado (nada que ver con aquel “programa, programa, programa). Así que… Felicidades, trabajadores, parados y funcionarios que habéis votado al PP: Ministro Economía el que fue Presidente Financiero de Lehman Brothers en España y Portugal, uno de los que, tras trabajar en la creación de la burbuja financiera,  ahora vendrá a curar nuestros males con más recetas neoliberales. Recetas de las que se pagan.

        Por si no os habéis dado cuenta, el cambiazo ya ha empezado. Y para que la “ministra revelación” Fátima Báñez no se agobie con el Ministerio de Trabajo, ahora se llamará de Empleo, algo evidentemente más de andar por casa, más de quita y pon. No sé qué pensará de esto la Constitución Española. De trabajo hablaba; y era un derecho de todos los españoles. Pero de empleo no se dice nada. Así que… ¡nada que cumplir!

         Un saludo a la prensa que, presta a saludar al vencedor,  tan pronto ha olvidado las incompetencias probadas y los insultos soltados un día sí y otro también por los que ahora son recibidos como ejemplos de moderación, solvencia, sensatez y qué_sé_yo.

No es cambio. Es cambiazo.

No es crisis. Es involución.

Anuncios

Acerca de pmusifloren

Estoy de acuerdo con Nietzsche cuando dijo que "sin música, la vida sería un error"
Esta entrada fue publicada en reflexionar y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.