Lecciones de cinismo: político despolitiza la justicia


         Tras ser elegido por la ciudadanía para seguir gobernando la ciudad de Madrid y, por supuesto, seguir pagando la deuda multimillonaria en que nos metió, Gallardón se larga a reformar la Justicia y nos deja como alcaldesa a la esposa de Aznar; aquí siempre hay un roto para un descosido.

         Y la primera noticia que tenemos sobre reforma judicial, no se lo pierdan, es que se inhabilitará a aquellos malos gestores que gasten más de lo que tienen… cágate, lorito. Gallardón, ejemplo de megalómano manirroto y malgastador, ahora erigido en paradigma del ahorrador ejemplarizante. Pero bueno, eso era algo así como un aperitivo suave, dentro del menú degustación del recorte obligado: aquí hay que ahorrar, ¡se sienten, coño!

         Tras unos días de zumbido del “vuelo del moscardón” (¿o era Gallardón?), ya se nos anuncia un cambiazo en la justicia, un revolcón justiciero, la entrada del elefante en cacharrería con la maquinaria de derribo y si hace falta antidisturbios: reforma de la justicia con copago, castigos ejemplares (menor, cadena perpetua), tributo a la iglesia católica (aborto) y palabras mágicas: despolitización.

        Despolitización de la justicia. ¡A que suena bien! ¡Qué majo este hombre, qué demócrata, que de todo! Pero… vamos a ver, ¿no queda un tanto sospechoso que un político se erija en despolitizador de la justicia? Sobre todo, después de conocer la “propuesta” de nombrar incluso cargos vitalicios. Lo digo clarito: palabritas demagógicas aparte, tras el anuncio de despolitización lo que esconden es su auténtico plan que es muy otro: la monopolización de la justicia… no dejar cabo suelto, vaya. Una MONOPPOLITIZACIÓN.

        Para empezar, no puedo evitar el recuerdo de aquella célebre frase que, según cuentan, dijo Franco a uno de sus ministros: “haga como yo, no se meta en política”… y sin duda aplicaba a todo el resto de la gente: ya sabéis, si no queréis problemas, no os metáis en política. Era la pedagogía de entonces y no vamos a permitir que vuelva.

           El cambiazo, aparte de un atraco por sorpresa ocultado a la ciudadanía en el programa electoral, no es despolitización; es imposición pura y dura, rompiendo el pacto parlamentario,  queriendo sacar más si cabe a la justicia del circuito de la democracia. El cambiazo justiciero ha comenzado: Camps absuelto, Garzón en el banquillo acusado por presuntos ladrones y fascistas… ¿de eso no hay nada que decir, señor palabritas?

 NO ES DESPOLITIZACIÓN, ES MONOPPOLITIZACIÓN

 (Por cierto, MONOPPOLI… el juego preferido de Gallardón; primero nos lo hizo en la ciudad, ahora nos lo quiere llevar a la justicia)

 

Anuncios

Acerca de pmusifloren

Estoy de acuerdo con Nietzsche cuando dijo que "sin música, la vida sería un error"
Esta entrada fue publicada en reflexionar y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Lecciones de cinismo: político despolitiza la justicia

  1. Gonzalo dijo:

    Estoy de acuerdo en lo que dices respecto a este señor que no sólo mintió a los madrileños diciendo que sería alcalde 4 años más sino que se ha largado al año dejando como alcaldesa a una señora cuyo mérito es haber sido esposa de Aznar. Con un Ayuntamiento en bancarrota.
    Lo que si creo es que hay que “despartidizar” la justicia. Ya está bien de que la independencia de los poderes dependa de la casta política. Se supone que el sistema democrático se inventó de forma que un poder controlase a otro y los mecanismos de contrapesos que permitían esta independencia se han inclinado del lado de los políticos.

    • pmusifloren dijo:

      Gonzalo, totalmente de acuerdo en la necesidad de la separación de poderes; por supuesto, sin olvidar su democratización.
      Igual que estamos en una situación en la que los políticos, a mi juicio, por un sistema electoral injusto y otras razones varias, NO NOS REPRESENTAN, de la justicia ya ni te cuento y a la vista están casos como el de Garzón y Camps.
      Pero yo no pienso que haya una “casta política”, al menos no pienso que en mayor grado que una posible “casta judicial”.
      Yo creo que la casta del poder sí existe, es reducida y copa puestos básicos de decisión en todos los ámbitos de la vida, incluidos por supuesto la política y la justicia. Por cierto, carrera judicial y política van unidas en muchísimos casos.
      Sea como sea, la ciudadanía únicamente dispone de una cierta opción de no votar a políticos nefastos (digo una cierta opción porque las listas bloqueadas protegen a personajes que pueden ser indeseables).
      En fin, lo que quería transmitir en mi post era básicamente que no trago demagogias de Gallardón, se ponga como se ponga; en mi opinión, su “despartidización” iría más bien hacia impedir que el resto de los partidos excepto el suyo tengan nada que decir en el tema justicia. Los amantes del poder absoluto claman contra la “partitocracia”, una manera de esconder su ansia de partido único. Claro. Así fue y así NO quiero que vuelva a ser nunca.

      • Gonzalo dijo:

        Casta porque en esta supuesta democracia mientras los demás creíamos que velarían por nosotros y por nuestro bienestar los políticos se han dedicado a asegurarse sueldos y dietas estupendas y jubilaciones aseguradas con 7 años de “trabajo” con cuantías superiores a los de cualquier ciudadano “normal”. Eso además de medrar en las listas para conseguir seguir ahí en vez de trabajar por el bien de un país y de unos paisanos que se nos dejamos los cuernos para pagarles esos sueldos. Hemos confiado en ellos y se han aprovechado. ¿Donde están los políticos con vocación de bien común?

        • pmusifloren dijo:

          En eso de los sueldos y demás aprovechamientos tienes toda la razón, pero eso no es lo que convierte a uno en perteneciente a una casta. Las castas vienen de antiguo y, por lo que vemos, hacia lejos se dirigen.

          • Gonzalo dijo:

            Les convierte en una casta porque es un círculo cerrado que se retroalimenta; hacen sus leyes para protegerse y para que los que estamos fuera no podamos entrar ni enterarnos de como se lo han organizado a nuestra costa.

            Lo de la casta no es idea mía. Recomiendo la lectura de este libro:
            “La casta” de Daniel Montero. Ed. La esfera de los libros

            • pmusifloren dijo:

              No, nooo, si ya sé que no es idea tuya; si ha corrido como la pólvora eso de “la casta política”. Es una forma de ver las cosas, a mi entender un tanto injusta y espero que no malintencionada, pues de los casos (por desgracia excesivos) se pasa a la generalización. Yo no estoy por las simplificaciones, lo siento. Me gusta distinguir y a cada cual lo suyo. Y aquí hoy el tema era Gallardón, personaje que quizás sí pertenece a “la casta”, porque como dice el refrán “de casta el viene al galgo”.

  2. Isabaila May dijo:

    Sólo añadir así, a groso modo, cómo pinta el futuro: esclavos laborales (o parados), estimulación consciente de los niveles de pobreza, mujeres pariendo a todas horas (que para eso están), sin justicia, sin sanidad, sin educación, en fin una masa “fácil de controlar y explotar, por no decir exprimir) en los albores de la NUEVA EDAD MEDIA……

    Con el trabajo que costó mover este país hacia la modernidad…y antes de llegar, plaf! nos caémos de nuevo en el abismo. Siento muy profundamente lo que está ocurriendo, y siento lo que significa de cara a la humanidad con cambio de sentido: de la evolución a la INVOLUCIÓN

    Eso sí, lo hemos votado en una DEMOCRACIA QUE NO LO ES.
    ¿Somos responsables por acción o dejación? ¿Deberíamos jugar a lo mismo que ellos? es decir, cambio de pensamiento, de paradigmas, de acciones. Dejemos las viejas normas que ya sabemos para qué sirven, para que las utilicen en nuestra contra y a su favor y UNÁMONOS para buscar qué, cómo y cuándo. Estamos en ello, BIENNNN

    Tiemblo al pensarlo.

  3. peperegino dijo:

    Empezamos con Gallardon y nuestros pensamientos cabalgan. Asi que !a casbalgarrrr!
    Recordatorio (constante en nuestros corazones:
    SOMOS OPOSICION
    NO NOS REPRESENTAN
    Todo es poco a la hora de nuestra indignacion ” in crescendo” cuando contemplamos las decisiones de ” los politicos profesionales” en LO QUE LLAMAN DEMOCRACIA Y NO LO ES
    Hoy es este “pajaro” mañana el “gorrion” de turno.
    Se llenan la bocota de Reformas Estructurales pero algun@s buscamos la rEvolucion.
    Me planteo apoyar todo lo que sea oponernos ( tenemos la razon) pero no me basta.
    Desde mi conciencia “conmovida” me gustaria “conmoveros” de cara a la construccion de alternativas que partiendo de muy abajo (ya lo se) vayan configurando esa linea paralela
    a “lo que ellos quieren” porque es “lo que queremos nosotr@s”
    Solo diciendo que NO nos abocamos a ese mundo que define Isabel que no es mas que la
    sociedad de productores–consumidores pastoreada por los “politicos profesionales” segun
    las directrices de los oligarcas !y somos el 99%!. En sus manejos hoy estaremos peor, mañana
    mucho pèor, y pasado mañana mejoraremos despacito pero siempre manejados
    ! Y A MI NO ME DA LA GANA!
    ¿y A VOSOTR@S?

Los comentarios están cerrados.