5 millones de problemas de tod@s


          En el magnífico documental “La doctrina del shock”, Naomi Klein acaba, tras mostrarnos el horror de las técnicas de dominación humana, con un doble mensaje de esperanza: memoria colectiva y acción ciudadana.

          Quizás el primer acto de resistencia es “no permitir que la memoria colectiva sea borrada”, dice, visitando en Chile Villa Grimaldi, monumento a la memoria de lo sucedido allí con la dictadura de Pinochet. Y luego expresa su convencimiento de que la táctica del shock está perdiendo su potencia desde el momento en que está siendo comprendida por la gente, ya no cuenta con el efecto sorpresa a causa de su repetición, está agotada.

           Respecto a la acción ciudadana, recuerda la frase de Roosvelt Déjenme afirmar mi firme creencia:  que a lo único que hay que temer es al propio miedo”, en discurso a la nación en aquellos momentos del “New Deal” americano, convencido de que con la introducción de medidas keynesianas  y la decisión del pueblo se acabaría con la crisis. Y añade Klein aquella anécdota famosa según la cual, tras escuchar a unos representantes de organizaciones sindicales y políticas que le hacían propuestas para salir de la crisis, Roosvelt les dijo:

 -“Ahora salgan a la calle y háganme hacerlo”.  

   Y lo hicieron.

En 1937 hubo 4.740 huelgas que duraron una media de 20 días. “¿Cuántas huelgas hubo en 2007? –se pregunta la periodista americana- (¡2!) “21”.

            5 millones de parad@s y el gobierno, en claro alineamiento con los intereses empresariales, se dedica a regular el despido, a sacudirse toda responsabilidad culpando del desempleo al gobierno anterior y a esperar a que el empleo surja espontáneamente cuando mejore el panorama de la economía. Pues ni facilitando el despido, ni recortando derechos laborales, ni criticando al gobierno anterior, ni esperando a que la economía mejore se crea un solo puesto de trabajo.

          5 millones de parad@s son 5 millones de problemas de tod@s. Como nuestro presidente del gobierno está muy feliz entre los suyos en la “feria” de Sevilla y no nos va a invitar a que “salgamos a la calle y le obliguemos a hacerlo”, el pueblo en masa salimos a la calle, cada cual con su grito, cada cual con su gramo de inteligencia, fuerza y voz, a exigirle que en esto, como en todo, o se mira el interés general, o escucha al 99% o estará deslegitimando día a día el cargo que ocupa y la democracia_tapadera tras la que se esconde el gran FRAUDE SOCIAL.

        Así que…¡¡¡ A la calle, que ya es hora de pasearnos a cuerpo“!!!! (Ay, Celaya…!)

Anuncios

Acerca de pmusifloren

Estoy de acuerdo con Nietzsche cuando dijo que "sin música, la vida sería un error"
Esta entrada fue publicada en reflexionar y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.