La cacería del contrario. Abierto en Canal


Hechos como éstos (en Granada http://vimeo.com/38087649) invitan a reflexionar en manos de quiénes tenemos secuestrado el derecho constitucional a “información veraz”, encontrando aquí y allá síntomas del cáncer que día a día hace imposible una convivencia normal y no digamos ya el desarrollo de una vida democrática.

Con motivo de la reciente Consulta Social del Agua del Canal, personajes siniestros aficionados a la cacería de la persona volvieron a utilizar su arma favorita contra “uno” de los participantes en la campaña contra la privatización del Canal: los cazadores fijan el punto de mira en la pieza a batir y van a degüello con todos sus medios. Pues así.

La salida del infundio contra Ladislado de los twitter de dos personajes (dos consejeros) cercanos a la presidenta y el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, tiene su eco el mismo día de la Consulta sobre el Agua en El Mundo; y de ahí se extiende a otros medios, por supuesto no iba a faltar La Gaceta. No son simples maldades o ganas de difamar gratuitas: señalan la connivencia de intereses particulares, a costa del expolio de lo público, robo  que hemos de tratar de evitar con cuantos medios tengamos al alcance la ciudadanía. Y descubren los métodos mafiosos a los que recurren estos personajes aficionados a entrar en lo público para expoliarlo y se les pilla con las manos en la masa. En realidad, no deben darnos miedo sino abrirnos los ojos. Y propiciar nuestra más contundente denuncia, como han hecho personas, medios, colectivos… (Ver respuesta de la Junta Rectora de Attac Madrid: http://villadevallecas.tomalosbarrios.net/2012/03/07/respuesta-a-la-ofensiva-del-diario-el-mundo-a-ladislao-martinez/)

No me cansaré de decir, frente a quienes quieren hacer un totum revolutum de basura a la voz de “todos son iguales”, un curioso eslogan para una selectiva desafección y un interesado pasotismo político, que hay que analizar, diferenciar y denunciar dónde encontramos estos focos de infección que van directamente a la persecución y aniquilamiento de la persona que “osa” oponerse a la consecución de fines de poder político e intereses privados.

Y ésta es la típica forma de perseguir a la persona valiosa, método preferido en este país por la derecha más rancia y de toda la vida. La derecha heredera de aquella “victoria” que hizo de nuestro país su finca particular y condenó al contrario al exilio, a la muerte en cualquier cuneta o a vivir debajo de un puente…(afortunadamente, ahí estuvo y está el Puente de Vallecas). No hay más que ver con qué saña persiguen a quien muestre ser de “izquierdas” y tenga un piso o un terreno propio.

La limpieza democrática, aparte de una ley electoral justa, necesita a diario la información veraz. Y es una necesidad urgente librarnos de tantos medios de desinformación, calumnia gratuita y envenenamiento y terrorismo mental que día a día se vuelcan sobre las cabezas de la ciudadanía indefensa.

 

 

Anuncios

Acerca de pmusifloren

Estoy de acuerdo con Nietzsche cuando dijo que "sin música, la vida sería un error"
Esta entrada fue publicada en reflexionar y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La cacería del contrario. Abierto en Canal

  1. Gonzalo dijo:

    En este país por no tener no tenemos ni siquiera medios de comunicación que nos informen de lo que pasa. Únicamente nos informan de lo que les interesa que pase. Sin ir más lejos ayer, en el informativo de la noche de Antena3, presentado por un prestigioso y cada vez más manipulador periodista de este país, y tras la noticia de la votación de la reforma laboral presentaron un reportaje un tanto manipulado. La puesta en marca del contrato de un año de pruebas sin indemnización. Una camarera y una secretaria agradecían estar trabajando y manifestaban no tener miedo al despido durante ese pequeño período de prácticas, puesto que eran “superguays” y sus capacidades lo impedirían. Por otro lado una empresaria decía que así durante este año sabré si el nuevo empleado se adapta a la empresa.

    No nos dejemos engañar la información política en este país es como la del deporte: sólo existen los eventos de los que tienes los derechos de transmisión.

Los comentarios están cerrados.