Sobre Valencia y los thinks-thanks


Sobre Valencia, los “thinks-thanks”, o de cómo nuestros gobernantes se intentan deshacer de la ancestral sensiblería típica de nuestra raza y de la añeja caspa de los prototipos reaccionarios hispanos , adoptando las nuevas, sofisticadas y científicas maneras de sus fríos maestros anglosajones.

En las  últimas semanas se ha invocado con frecuencia por parte de los dirigentes del gobierno, Rajoy incluido, el deterioro que de la imagen de nuestro país se estaba “orquestando” como consecuencia de la repercusión de las grabaciones y fotografías que ilustraron en televisiones y periódicos internacionales, las flagrantes brutalidades policiales cometidas en nuestro país contra pacíficos manifestantes.

Los “incidentes” de Valencia“llegaron a amplificar tanto ese deterioro o “miedo al deterioro”(Esto no es Grecia) que hasta se sintieron obligados a convocar una reunión de todos los delegados y delegadas del gobierno en las comunidades autónomas para dictarles-indicarles nuevas normas represivas generales, más sutiles y “sibilinas”, para el mantenimiento del “orden público” en sus respectivos territorios, sin echar mano, “solo cuando realmente haga falta”, de la poco “glamourosa” y habitual práctica del “porrazo y tente tieso”.

Ante las protestas que se avecinaban se veía como imperiosa la necesidad de cortar el suministro de más material gráfico negativo a los medios de comunicación extranjeros y abortar así las intenciones de posibles intentos desde el exterior de descalificación democrática del nuevo gobierno de España.

La posterior actitud “no agresiva” de la policía tras esa reunión fue determinante para que no se registraran incidentes destacables en las multitudinarias manifestaciones que se desarrollaron  en toda España, y fundamentalmente en el País Valenciá, para protestar por la represión ejercida a los estudiantes valencianos.

La policía que estuvo muy presente no agredió y, aunque a su lado protestaran decenas de miles de ciudadanos y ciudadanas airad@s, todo transcurrió pacíficamente dentro de la “normalidad democrática” sin ningún incidente destacable.

Esta nueva actitud puso en evidencia ante las narices de l@s nuev@s responsables de la “Materia” y ante la opinión pública española lo que muchos de nosotros ya sabíamos: que la policía, con sus actuaciones violentas, bien siguiendo órdenes directas de los responsables políticos, o de los mandos policiales sobre el terreno, es la que provoca en las manifestaciones, o actos de protesta políticos, (no estoy hablando de fútbol) casi todos los incidentes que “degeneran” en desórdenes públicos.

Pero para ellos esa evidencia era lo de menos, sabían que los medios de comunicación

generalistas españoles, controlados por multinacionales y subvencionados por el gobierno no se harían eco de ella, y los que la conocen por haber sido testigos involucrados en esas protestas les importan muy poco, o más bien nada.

Así pues la orden de no intervenir emanada del Ejecutivo, y puesta en boca del mismísimo Rajoy hacia la Policía, posibilitó que se cumpliera el objetivo fijado: las agencias y medios internacionales no consiguieron el material que necesitaban para continuar con su campaña de “desprestigio” y, además, naturalmente, no se hizo caso a ninguna de las peticiones que reclamaban los manifestantes: Dimisión de la delegada del gobierno en Valencia y anulación de las denuncias falsas presentadas por los agresores contra estudiantes y ciudadanos, entre otras.

Está claro que nuestros nuevos gobernantes consideran, y con mucha razón, que hay nuevas y mejores fórmulas para actuar contra los que discrepan. No en vano, además de “con los de siempre”, cuentan entre sus filas, (o compran para sus fines) a eminentes “pensadores” nacionales o extranjeros: sociólogos, psicólogos, comunicadores y especialistas en actuación-manipulación de masas, que bien a nivel personal, o encuadrados en decenas de Fundaciones y redes Internacionales Neoliberales llamadas en inglés Thinks-Tanks (Tanques, o laboratorios de ideas) venden (al por mayor, o a la carta) sus infalibles “recetas” a los Gobierno de turno, normalmente a través de los Thinks-Tanks nacionales, que las traducen y amoldan a la realidad española.

En este momento, fundamentalmente, a través de la “FAES” y del denominado “Grupo de Estudios Estratégicos”, enormes engendros-redes creados por  J.M.Aznar, ideólogo-jefe del P.P., y que no son solamente meros receptores, si no también activos emisores de ideas y fórmulas al servicio de la causa neoliberal.

Como muestra de thinks-tanks internacionales, nodrizas de las españolas, citaremos como botón de muestra, de entre las docenas de existentes, a las norteamericanas: “American Enterprise Institute”, “Cato Institute”, “The Heritage Foundation”. Británicas: “Centre for Policy Studies”, “Stockolm Network”. Alemanas: “Konrad Adenauer Stiftung” (instituto), “Hanns Seidel Stiftung”, y otras Latinoamericanas, como “La red de luchadores por la libertad de Cuba”, el “Instituto América Libre del Salvador”o la “Fundación Internacional para la libertad”, de Mario Vargas Llosa.

Estas tinks-tanks latinoamericanas, o hispanoamericanas (denominación común entre los reaccionarios de ambos lados del Charco), no son solo nodrizas de las españolas, o sea “No solo dan, sino que también toman”.

Se nutren también con ideas y fórmulas elaboradas por los “intelectuales” de la “madre patria” y, sobre, todo reciben instrucciones emanadas del Imperio Americano a través de “Ansar” y sus fieles aliados españoles.

Esta inmensa red mundial Neoliberal patrocinada por las corporaciones multinacionales económicas y financieras, diseñada por sus ideólogos y políticos, tejida por sus técnicos y utilizada por sus “intelectuales”, genera y difunde el Pensamiento del liberalismo a través de todos los medios de comunicación existentes, prensa, radio, televisión e Internet, y en todos los Foros posibles, en connivencia con los respectivos Poderes, a nivel mundial, continental, nacional y local.

Su “gigantismo global” unido a una perfecta organización posibilita la oferta de realizar “trabajos a la carta” a todo tipo de entidades y gobiernos afines (naturalmente bien remunerados) en los que se redescubren o generan nuevas soluciones a los problemas,  marcando en cada caso los caminos a seguir, además de la manera, y el momento de cada uno de los pasos a dar.

Y no solo en el terreno de la  represión policial, como es el caso arriba expuesto, sino en todos y cada uno de los aspectos generales de lo que ahora se define como la  “Gobernanza”. Término “curiosamente” puesto de moda en España por Felipe González, el ahora consejero, o Thinks-Tank, de Gas Natural entre otros Entes, y Presidente del Gobierno de España cuando se promulgó La Ley Corcuera (febrero del 1992) “curiosamente” también redescubierta y puesta de moda ahora por los Thinks-Tanks al servicio de los nuevos gobernantes del P.P., que ven en ella , pese a los años transcurridos, la herramienta más eficaz para reprimir a los ciudadanos que no se plieguen a sus dictados reaccionarios. (Además con el “valor añadido” de que fue promulgada por los “socialistas”).

Lógicamente la adopción de estas modernas tácticas importadas del mundo anglosajón chocan con la tradicional forma de actuar de los prototipos reaccionarios hispanos  herederos del franquismo, y habituados casi exclusivamente al uso de la violencia física para imponer sus fines. Pero eso no va a constituir ningún problema, estos “fachas-patrios” van aprendiendo de manera acelerada  que estas nuevas y frías fórmulas son las mejores para perpetuar sus privilegios, y que los irracionales, caducos, y calientes sentimientos católico-romanos que les hacían identificarse, y hasta encariñarse, con los policías antidisturbios, viriles defensores de su orden y de sus ideas, van dando paso, poco a poco, a la racional, moderna y fría consideración de que no son más que meros funcionarios, aunque armados, pagados para cumplir órdenes y fácilmente sustituibles. No en vano el paro siempre fue el ejército de reserva del Capitalismo.

Otra cosa es ver las caras de los antidisturbios, acostumbrados a “reaccionar en caliente”, ante las imprecaciones y el desprecio demostrado por los ciudadanos hacia ellos en aquellas manifestaciones. Pero no pasa nada, hay que ser profesionales y además todo se resuelve con dinero, quizás subiéndoles el “plus” que les pagan por cada operativo extra en la calle. Pero no quiero darles  ideas a los sindicatos policiales, no vaya a ser que, con el “trabajo” que se les avecina y para pagar los suplementos, tenga que salir a la palestra otra vez el Guindos para anunciarnos nuevos recortes, si es que todavía  queda algo de donde recortar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en compartir, foro. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sobre Valencia y los thinks-thanks

  1. pmusifloren dijo:

    Dos gigantes contra los que hay que luchar sin descanso: oficinas de manipulación con el pensamiento elaborado (think tanks) y nuestra propia afición o mecanismo de defensa que es el olvido. ¿Quién se acuerda ya de Garzón? ¿Quien se acuerda ya de la “primavera valenciana”? Todo pasa y nada queda… y con eso también juegan para seguir dominando.

Los comentarios están cerrados.