Tengo muchas dudas acerca de la APM.


Tengo muchas dudas acerca de la APM.

Quisiera compartirlas y debatirlas aquí.

En primer lugar, tengo dudas acerca del sentido de una asamblea de la que se dice que “se suben” los temas y luego “se bajan” a barrios. No es un tema de vocabulario, sino de expresión, de lo que finalmente parece que va a ser, ¿una asamblea superior? En un sistema horizontal, no creo que sea adecuado.

A lo largo de los últimos meses en los que o bien he participado como portavoz o bien me he interesado mucho por lo sucedido en las APM’s, sobre todo extraordinarias, me he dado cuenta de que las portavocías no son realmente rotatorias. Creo que es debido a que la agenda está ya muy cargada, y la participación en APM requiere mucho tiempo presencial y de preparación, así como de asistencia a las asambleas de barrio y para una persona “tipo” es muy difícil. Además para participar convenientemente hay que haber asistido a varias APM’s. Esto es un problema porque tiende a transformarse la portavocía o el enlace en representante, irremediablemente, y más cuando se van dando márgenes de negociación.  

Hemos visto entorno a las últimas APM’s comportamientos ególatras donde se olvidó el respeto y el pensamiento colectivo. Porque cuando un barrio trae una propuesta tan detallada como la “propuesta 3” de la última APM extraordinaria, no está buscando construir nada colectivamente.

Este no es el cambio de modelo que buscábamos.

Esto se une al siguiente tema, y es que dudo del sentido de una asamblea que no pueda tomar decisiones. La APM no está saliendo bien porque es un sistema demasiado pesado, complicado, no por cómo lo estemos planteando, sino porque en realidad no tiene sentido, entra en conflicto con muchos de los principios básicos del funcionamiento del 15M.

Cuando un enlace de barrio bloquea una propuesta que viene con bastante apoyo, porque “eso no es lo que se ha aprobado en su asamblea”, en lugar de “no ver no bloquear” y cuando eso que es un bloqueo no propositivo, se admite, no vamos bien.

Estamos poniendo intermediarios entre la asamblea y las personas. No es el cambio que buscábamos.

Finalmente cuando parece que los generosos ven desaparecer sus posturas a favor de los más agresivos, cuando las personas de secretaría son desacreditadas, cuando se llega al punto de descontrol en el que alguien bloquea la propuesta de “seguir adelante con el orden del día”, francamente, ni estamos en clave de pensamiento positivo, ni de lenguaje inclusivo, y nadie dice nada.

Porque las personas presentes están más fuertemente vinculadas a sus asambleas de barrio que a la APM, y es normal, porque es en las asambleas de barrio donde late corazón del cambio, y no en la APM.

Mi opinión es que los barrios tienen sus asambleas, y la coordinación debe hacerse interbarrios, o montando asambleas concretas.

Esto es de una enorme flexibilidad, si el tema parece urgente se hace una asamblea en la que se consensua lo que sea y listo.

Si el tema no era tan urgente se plantea tratarlo por barrios y volver a reunirse en adelante.

Que un barrio tiene una propuesta, pues se lanza a través de los magníficos canales que tenemos y se buscan apoyos. ¿Qué una asamblea sugiere una reformulación? Se estudia. No veo el problema.  De hecho, la APM no está funcionando y aquí se siguen montando cosas, planeando acciones, estudiando deudas, parando desalojos.

Finalmente veo un último problema en la APM.

Depende mucho del trabajo de la secretaría. Es un trabajo colosal, no es abarcable. Para orientar la APM y controlar que los portavoces sean realmente portavoces hay que conocer cada asamblea, cada consenso.

De hecho, no veo de ninguna manera que en el acta que el barrio de Hortaleza adjuntó para presentar su propuesta 3 (última APM extra, 18/03/2012), venga recogido todo lo planteado, ¿cómo es que se ha admitido? Es imposible bucear en el histórico de las actas de cada asamblea, para comprobar los planteamientos que se traen a APM.

Pues esto quería compartir, así que antes de debatir la propuesta 3 que volverá al barrio según la última APMextra, yo propongo: Que APMon se desvincule de la APM como ya han hecho muchos barrios, y centre su trabajo en las acciones que ya se vienen realizando, y en la coordinación con otros barrios y grupos sociales.

Un abrazo a todxs

Anuncios
Esta entrada fue publicada en foro, reflexionar. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Tengo muchas dudas acerca de la APM.

  1. thom dijo:

    Por estar en huelga hoy no puedo contestar.

  2. thom dijo:

    Ahora sí..siguiendo este hilo de “irreverencia” de la APM-atrix
    Llegado a este punto creo que hay que aceptar que el proyecto de la APM ha fracasado. La APM no tiene sentido. Como instrumento está destinado a convertirse en un mini-parlamento de los portavoces vitalicios de los barrios para llevar al aburrimiento y el agotamiento cualquier oposición con el fin de llevar a la aprobación propuestas en el fondo apoyadas por minorías muy minoristas para satisfacer no sé qué finalidades. Después de meses participando en este proceso, considero que a lo único a lo que he llegado es a reforzar mi instinto misántrope – seguro que es handicap mío – por lo que creo que no se vislumbra el camino a seguir con inspiración 15M, o con ninguna otra que no sea tirarse de los pelos. Igual hay que aceptar que no es el momento. Igual hay que seguir todavía en la fragmentación (que también tiene sus recovecos interesantes), aprendiendo, haciendo, reforzando vínculos e ideas, o articularnos a través de otras herramientas más directas, antes de ser tan ambiciosos para intentar aglutinar de esta manera, creyendo que dominamos los discursos cuando lo mismo todavía no nos hemos dado cuenta de lo verdaderamente dominados que estamos por esos mismos y otros discursos.
    En cuanto a actitudes, percibo falta de confianza y generosidad para arrancar sobre una base que se aproxima a lo que nos habría venido bien a todxs, una buena dosis de praxis. Pero por no sé que intromisión de fondo burgués alienado o ciudadano de la hiperrealidad perdido en su particular matrix, no ha cuajado este consenso de base, y ahora se pretende sustituir con un consenso postizo del agotamiento y el hastío, cuando no de malas formas en un juego de quién domina el discurso (aparentemente al menos) gana. En fin, un proceso demoledor para luego al final, reinstaruar lo que ya tenemos.
    Llegado al último capítulo de esta historia, con garantismos por delante, vemos 3 propuestas esencialmente muy parecidas y que en última instancia, si no me fallan los números, nos llevan prácticamente a la misma situación en cuanto a garantía por representación. También vemos como la “ganadora” ha cuidadosamente elaborado una versión más fina de las otras 2 o de la 2ª(de acuerdo orden del día) más bien, y luego elaborado un arduo esquema de disciriminación participativa de asambleas que claramente mina lo que pretendía propiciar, la confianza y la generosidad, por no hablar de la efectividad.
    A pesar de estar siempre más cerca ese gran día del consenso sobre qúorum y decisión, creo que estamos cada vez más lejos de una forma alternativa de actuar en común, por lo que propongo que APMON busque otras formas de expresarse en el espacio y el tiempo.

    Desde mi particular compartimiento estanco……..

  3. pmusifloren dijo:

    Yo también tengo dudas, pero pienso que es imprescindible contar con una APM en la que se integren las Asambleas de Pueblos y Barrios; la impresión que tengo es que está siendo dinamitada tanto por egocentrismos de toda la vida como por manipulaciones también de toda la vida, gente que quiere decidir desde otros sitios que desde luego TAMPOCO NOS REPRESENTAN. Esto se está viendo últimamente en ciertas convocatorias que no sabemos muy bien de dónde vienen, pero sí puede adivinarse adónde van…
    Sigo apostando por la APM (recordemos: “vamos lentos porque vamos lejos”), sin dejar de hacer cosas mientras se aclara todo ese barullo.

  4. Manu dijo:

    Creo que, más allá de que se decida si se abandona o no la APM, estaría bien que APMón presentase lo que sería su hoja de ruta adecuada, su propuesta propositiva frente a lo que ha ocurrido en la última Extraordinaria.

    Por otro lado, invitaría a que se consensúe un texto para que se pueda difundir entre todas las asambleas antes de la siguiente APM extraordinaria, de forma que el resto de barrios y pueblos puedan reflexionar sobre los puntos a los que llegue nuestra asamblea, y el debate ya lleve algo de rodaje previo.

    Y a nivel de la propia APMón, en caso de continuar en la APM, también plantearnos si hay personas para hacerse cargo de la portavocía. Yo, no. Prefiero estar más para el barrio, y para nuestra comunidad, aunque todo lo que ocurra en la APM pueda repercutir beneficiosamente a Moncloa. Pero el tiempo que puedo poner, lo quiero poner, de momento, en lo cercano.

    Salud

  5. 15Martaram dijo:

    A ver tal vez podemos ir viendo en qué estamos de acuerdo.
    Por ejemplo, yo reuno a pmusifloren en que me parece bien que haya una APM que integre a todos los barrios y pueblos de Madrid.

    También me parece bien plantear propuestas, pero la idea a la que llego tras todo este tiempo me acerca mucho a las posturas de los grupos 2 y 4.

    Y a grandes líneas (porque no pretendo tener la solución, la solución se encontrará en el debate) me parece que:
    1_La APM podría no ser una asamblea fija, sino una asamblea que se convoque cuando una propuesta concreta quiera ir rubricada con las siglas APM.
    2_Los barrios y pueblos pueden, para el funcionamiento cotidiamo, organizarse mediante asambleas interbarrios, buscando suma de apoyos, a través de la comunicación directa.
    xej: APMón tiene una propuesta que compartir, pues la mando a los barrios, si lo consideran interesante, se ponen en contacto con APMón de nuevo.
    Si se suman muchos barrios, se organiza una interbarrios, y si se ve necesario, se convoca la APM.
    3_La APM sería por tanto siempre temática, con un solo punto o si hay varios, que sea porque están relacionados.

    Pues esa es un poco la idea, a ver,… creo que otros barrios tenían esa idea al principio, pero tengo que bucear en las actas, o que quienes han estado en secretaría nos refresquen la memoria.. por favor…

    Voy a buscar la carta con la que los barrios y pueblos del sur se desvincularon de la APM, para consulta..

    bss

  6. 15Martaram dijo:

    La carta de los barrios aún no la he encontrado, pero sí la carta que un compa de APMón, la comparto por si nos es útil:

    “REFLEXIONES RESPECTO A LA V APM EXTRAORDINARIA (26-02-12)

    Me gustaría invitar a hacer una reflexión sobre la naturaleza del movimiento 15 M y la metodología asamblearia en el aspecto concreto de la utilización de los disensos por parte de algunas personas en las asambleas.
    Las características principales, a nuestro entender, del movimiento 15 M, son la horizontalidad, el pensamiento colectivo, la escucha activa, el lenguaje inclusivo y la búsqueda de un modelo de sociedad basado en la cooperación, en clara contraposición a las políticas neoliberales predominantes basadas en la competición y consiguiente marginación de la población “perdedora” en dicha competición. Asimismo apuesta claramente por el mayor debate posible y la preponderancia de las ideas sobre las personas y donde la aportación de todas se entiende como positiva y enriquecedora. Creemos firmemente que sólo con la aportación de todas las ideas y todas las personas conseguiremos mejorar la sociedad en la que vivimos. El movimiento 15 M es un movimiento ciudadano, no un partido político. La diferencia precisamente reside en que
    – La horizontalidad deja sin sentido las luchas por el poder,
    – La escucha activa y el pensamiento colectivo promueven el debate de ideas, el cambio de opinión y el necesario dinamismo que exige la preponderancia del pensamiento y la razón en la toma de decisiones. Elimina, pues, las decisiones personales muchas veces encaminadas a los intereses particulares, no a los generales.
    – El lenguaje inclusivo y la generosidad son elementos imprescindibles en el proceso de intercambio de ideas y la búsqueda de acuerdos. Sin ellas tendremos lo que predomina hoy en día, la descalificación y el insulto como únicas armas políticas.

    Por otro lado la naturaleza bloqueante de los disensos en la metodología asamblearia obliga a que la decisión de optar por esta postura de disenso tenga que ser la más meditada de todas las que se pueden adoptar. De hecho si un disenso no es propositivo ni las razones argumentadas para dicho disentimiento convencen al resto de la asamblea no debería tenerse en cuenta en términos decisorios aunque sí de invitación a la reflexión. No acabamos de entender el miedo de muchos portavoces a aceptar una propuesta no consensuada por su asamblea. Ese miedo no aparece, en cambio, para bloquear un acuerdo de la inmensa mayoría de las personas integradas en las asambleas de barrio.
    Los acuerdos hay que buscarlos de manera activa. Hay que tener la generosidad suficiente para aceptar las propuestas con las que no estamos del todo de acuerdo y la disposición de alcanzar ese acuerdo, no llegar con posturas inamovibles y actitudes poco abiertas a la aceptación de otras ideas que no son las nuestras. Creemos firmemente que debemos centrarnos en lo que nos une, no lo que nos separa.

    En la última APM extraordinaria Ocurrieron los siguientes hechos (comprobables en el acta correspondiente del 26 de febrero):
    – La gran mayoría de las asambleas presentes fue con la disposición clara de alcanzar un acuerdo aunque esto supusiera aceptar una propuesta que no coincidía con la postura preferente de su asamblea.
    – Hubo una persona que de principio cuestionó la forma de trabajo decidida por secretaría. No permitió que se siguiera con el orden del día bloqueando el funcionamiento de la propia APM. Estamos convencidas de que esa forma de trabajo propuesta por secretaría iba encaminada a facilitar la consecución de un consenso unánime de todas las asambleas, no a imponer unas ideas por encima de otras. El comportamiento de esta persona no incluye ni la escucha activa ni el pensamiento colectivo. Tampoco invita a pensar que exista por su parte (o por la de su asamblea) una disposición abierta a alcanzar un acuerdo.
    – Otra persona bloqueó un acuerdo de la gran mayoría de las asambleas por traer otra propuesta trabajada. En vez de hacer el gesto de “No lo veo pero no bloqueo” (actitud que adoptó otra de las asambleas que traía una propuesta alternativa) se optó por el disenso. Era un disenso propositivo pero la propuesta alternativa no era una “enmienda a la totalidad” sino, a nuestro entender, una aportación muy interesante de complementos a la propuesta sometida a consenso que se podían haber añadido más tarde debido a la naturaleza INICIAL y DINÁMICA de la mencionada propuesta de funcionamiento.
    – Otra persona portavoz de una asamblea bloqueó ese acuerdo de INICIO de funcionamiento porque no era la postura que se había alcanzado en su barrio. Nos gustaría saber si esa asamblea le había dado instrucciones precisas a su portavoz para bloquear cualquier propuesta que no fuera la suya. En el caso de haber sido así hay que preguntarse por el grado de apertura al diálogo y generosidad que tiene dichas asambleas y si se corresponden con los principios no escritos del movimiento. Además este bloqueo no fue propositivo por lo que a lo mejor no hubiera debido tenerse en cuenta.

    Todo lo expuesto provocó que la mayoría saliéramos de dicha APM con la sensación de que si nos olvidamos de las características propias de este movimiento 15 M no tendremos la posibilidad de influir en las decisiones sobre nuestro futuro y el de nuestra sociedad. Llamamos a la reflexión sobre lo anteriormente expuesto para intentar corregir los errores que inevitablemente vamos cometiendo y cometeremos. Utilicemos dichos errores para aprender, mejorar y avanzar, no para desunirnos en nuestro propósito de hacer un mundo más justo, más sostenible y más humano. “

  7. miau15m dijo:

    A pesar de que la APM esté estancada, por personalismos y otros motivos, sigo pensando es i necesaria su continuidad , aunque en este momento haya que consensuar el texto al que se refiere Manu y pasarlo al resto de asambleas, para que sea un problema de todos .

  8. epistolante dijo:

    Soy de los que quisieran que la APM funcionara, pero también soy de los que no han hecho nada personalmente para que así fuera, por eso no me encuentro moralmente capacitado para decirles qué es lo que habría que haber hecho, o lo que tienen que hacer, a los que sí han dedicado muchas horas de trabajo a la consecución de este objetivo. Creo que son ellos, los que se lo han currado, los que deben de analizar las causas de su actual estancamiento y ver si es posible arreglarlo desde los planteamientos actuales. Si piensan que esto ya no es posible, siempre seguiremos teniendo las asambleas, espero, para buscar nuevas formas de coordinación entre ellas. Pero para eso todos deberemos “mojarnos” desde el principio del nuevo proceso.

  9. Pingback: Apm | TagHall

Los comentarios están cerrados.